viernes, 30 de junio de 2017

Jota de Castrillo de Don Juan

Marcelino Román ha compuesto la letra y la música de esta Jota de Castrillo de Don Juan. Con mucho cariño.

lunes, 19 de junio de 2017

Logros deportivos de los castrilleros. Guillermo Prieto Hortelano

Reportaje sobre el primer Retto Solidario 2017. Televisión Castilla y León. 18 de junio de 2017

lunes, 12 de junio de 2017

Novena de San Antonio de Padua. Día noveno


Procesión de San Antonio de Padua en Cogeces del Monte (Valladolid). 13 de junio de 2014

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

   ¡Amadísimo Protector mío, San Antonio!  Heme aquí a tus pies, plenamente confiado en tu poderosa intercesión.  Mírame con aquel espíritu de dulce y tierna compasión con que mirabas a los pobres. ¡Pobre soy yo, Santo mío!  Véome lleno de miserias.

    La vida para mí es continua lucha. Pan de felicidad, de alegría, de salud, de paz, de virtud... ¡cuánto me hace falta y cuánto espero de tu amorosa protección!  Otórgamela, te lo pido humildemente, para que tu nombre de Taumaturgo sea nuevamente glorificado. Creo en tu poder, espero en tu bondad, amo tu corazón de Padre y bendigo a Nuestro Señor, que te hizo grande en la tierra y en el cielo.

    Amén.

RESPONSORIO

    Si buscas milagros mira muerte y error desterrados, miseria y demonio huidos, leprosos y enfermos sanos. El mar sosiega su ira redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. El peligro se retira los pobres van remediados Cuéntenlo los socorridos díganlo los paduanos. El mar sosiega su ira... Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. El mar sosiega su ira... Ruega a Cristo por nosotros Antonio divino y santo; Para que dignos así de sus promesas seamos.

    Amén.
ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
    Alegre, Señor, a vuestra Iglesia la devota y humilde oración del glorioso San Antonio, vuestro siervo, para que seamos siempre socorridos en esta vida con los auxilios de la gracia y merezcamos conseguir después los gozos eternos de la gloria. Por Jesucristo Nuestro Señor.

    Amén.


DÍA NOVENO. Reflexión: San Antonio, Protector de los que sufren

     Todo sufrimiento en sus manifestaciones, el dolor del pecado, la pérdida de la salud, la escasez de recursos, las injustas persecuciones, la ausencia de paz, las hondas preocupaciones, las grandes tristezas... cuanto puede atenazar el alma  ...   fue motivo de compasión para el Santo, fue materia de milagros suyos, fue blanco de su misericordia. Nada se ocultó ni se oculta a su corazón compasivo. Acudamos pues a San Antonio con vivísima confianza.

EJEMPLO: San Antonio de Padua durante su vida y después de su muerte ha brillado siempre como el Santo Protector de los que sufren. Se han escrito muchos libros que atestiguan esta faceta misericordiosa del Santo. Recordemos un hecho de su vida.

  Regresaba una tarde San Antonio por una vereda a su convento, después de haber predicado en un pueblo, cuándo se encontró con una pobre mujer que sostenía en sus brazos a su hijo tullido. Postrada en tierra, la pobre mujer le rogaba con gemidos y lágrimas que le ayudase en aquella desgracia. También el compañero del Santo le imploró que escuchase los ruegos de aquella pobre mujer. San Antonio, conmovido, trazó la señal de la Cruz sobre el cuerpo tullido y el niño quedó curado y regresó a su casa en compañía de su madre por su propio pie.

Breve Meditación...

domingo, 11 de junio de 2017

Novena de San Antonio de Padua. Día octavo


Iglesia de Saint Patrick (San Patricio), en Nueva York (Estados Unidos). Gracias a María Jesús Arraiza por la misma.

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

   ¡Amadísimo Protector mío, San Antonio!  Heme aquí a tus pies, plenamente confiado en tu poderosa intercesión.  Mírame con aquel espíritu de dulce y tierna compasión con que mirabas a los pobres. ¡Pobre soy yo, Santo mío!  Véome lleno de miserias.

    La vida para mí es continua lucha. Pan de felicidad, de alegría, de salud, de paz, de virtud... ¡cuánto me hace falta y cuánto espero de tu amorosa protección!  Otórgamela, te lo pido humildemente, para que tu nombre de Taumaturgo sea nuevamente glorificado. Creo en tu poder, espero en tu bondad, amo tu corazón de Padre y bendigo a Nuestro Señor, que te hizo grande en la tierra y en el cielo.

    Amén.

RESPONSORIO

    Si buscas milagros mira muerte y error desterrados, miseria y demonio huidos, leprosos y enfermos sanos. El mar sosiega su ira redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. El peligro se retira los pobres van remediados Cuéntenlo los socorridos díganlo los paduanos. El mar sosiega su ira... Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. El mar sosiega su ira... Ruega a Cristo por nosotros Antonio divino y santo; Para que dignos así de sus promesas seamos.

    Amén.
ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
    Alegre, Señor, a vuestra Iglesia la devota y humilde oración del glorioso San Antonio, vuestro siervo, para que seamos siempre socorridos en esta vida con los auxilios de la gracia y merezcamos conseguir después los gozos eternos de la gloria. Por Jesucristo Nuestro Señor.

    Amén.

DÍA OCTAVO. Reflexión. Obediencia de San Antonio

    La obediencia es la muerte de la propia voluntad y cuando el hombre _______ a ésta, mata a su mayor enemigo. La voluntad divina manifestada por los ______ Superiores, obra entonces maravillas en las almas. San Antonio fue obedientísimo. Lo fue tanto, que a un acto suyo de obediencia debemos haber descubierto a este nuevo Doctor de las Gentes. Obedece y humilla tu amor propio: Dios te ensalzará.

EJEMPLO: San Antonio fue durante toda su vida un hijo fiel de la obediencia. primero en la Orden Agustina y luego en la Orden Franciscana. Por obediencia aceptó el oficio de hospedero del monasterio de la Santa Cruz de Coimbra. Por obediencia sacrifica su ideal misionero y se embarca rumbo a Lisboa. Por obediencia se escondió en el eremitorio de Monte Paulo para dedicarse a los más humildes menesteres. Por obediencia abandona aquel santo retiro y se dedica a la predicación. Por obediencia recorre pueblos y ciudades proclamando el Evangelio. Por obediencia acepta el nombramiento de Lector de Teología.

   Todo lo hizo por obediencia. Es el camino más seguro. San  Antonio, obedeciendo siempre por el  Señor, siempre acertó.

Breve Meditación.

sábado, 10 de junio de 2017

Novena de San Antonio de Padua. Día séptimo

Imagen de San Antonio de Padua en Menorca. Gracias a Raquel Pol por la fotografía.

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

   ¡Amadísimo Protector mío, San Antonio!  Heme aquí a tus pies, plenamente confiado en tu poderosa intercesión.  Mírame con aquel espíritu de dulce y tierna compasión con que mirabas a los pobres. ¡Pobre soy yo, Santo mío!  Véome lleno de miserias.

    La vida para mí es continua lucha. Pan de felicidad, de alegría, de salud, de paz, de virtud... ¡cuánto me hace falta y cuánto espero de tu amorosa protección!  Otórgamela, te lo pido humildemente, para que tu nombre de Taumaturgo sea nuevamente glorificado. Creo en tu poder, espero en tu bondad, amo tu corazón de Padre y bendigo a Nuestro Señor, que te hizo grande en la tierra y en el cielo.

    Amén.

RESPONSORIO

    Si buscas milagros mira muerte y error desterrados, miseria y demonio huidos, leprosos y enfermos sanos. El mar sosiega su ira redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. El peligro se retira los pobres van remediados Cuéntenlo los socorridos díganlo los paduanos. El mar sosiega su ira... Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. El mar sosiega su ira... Ruega a Cristo por nosotros Antonio divino y santo; Para que dignos así de sus promesas seamos.

    Amén.
ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
    Alegre, Señor, a vuestra Iglesia la devota y humilde oración del glorioso San Antonio, vuestro siervo, para que seamos siempre socorridos en esta vida con los auxilios de la gracia y merezcamos conseguir después los gozos eternos de la gloria. Por Jesucristo Nuestro Señor.

    Amén.

DÍA SÉPTIMO. Reflexión: Pobreza de San Antonio

    Nacido en dorada cuna, ante las sonrisas y halagos del mundo, San Antonio abraza la Orden Franciscana. Hácese hijo de aquel desposado con la dama Pobreza, San Francisco de Asís; y como él, síguela por abrojos y espinas, privaciones y sufrimientos, contento con sus dolorosas y dulces caricias... Su despego del mundo, hizole rico en bienes celestiales. Trocó el oro de la tierra por el oro inestimable del amor divino. Despégate de los bienes terrenos, si verdaderamente quieres salvarte.

EJEMPLO: Hacia el año 1219, nuestro Santo fue encargado de la hospedería del monasterio de los Padres Agustinos. Por aquel entonces, en un paraje de olivares muy cercano al monasterio de los Agustinos, los franciscanos habían fundado un pequeño eremitorio. Uno de aquellos frailes pobres del eremitorio salía todas las mañanas al pueblo en busca de limosna para su alimento.

   A veces, acudía dicho fraile franciscano al monasterio agustiniano de la Santa Cruz, donde era recibido como un hermano queridísimo por el amable hospedero de la Abadía. Aquel  fraile menor tan pobre, tan humilde, tan abnegado y sacrificado subyugó a nuestro Santo paduano. Aquella vida evangélica de altísima pobreza  que vivían los hijos de San Francisco de Asís le arrastró con vehemencia y creó en su alma el deseo de ser también él un hijo pobre del "Pobrecillo de Asís".

Breve Meditación.

viernes, 9 de junio de 2017

Novena de San Antonio de Padua. Día sexto


Imagen de San Antonio de Padua en la iglesia de San Pablo (Palencia, España)


ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

   ¡Amadísimo Protector mío, San Antonio!  Heme aquí a tus pies, plenamente confiado en tu poderosa intercesión.  Mírame con aquel espíritu de dulce y tierna compasión con que mirabas a los pobres. ¡Pobre soy yo, Santo mío!  Véome lleno de miserias.

    La vida para mí es continua lucha. Pan de felicidad, de alegría, de salud, de paz, de virtud... ¡cuánto me hace falta y cuánto espero de tu amorosa protección!  Otórgamela, te lo pido humildemente, para que tu nombre de Taumaturgo sea nuevamente glorificado. Creo en tu poder, espero en tu bondad, amo tu corazón de Padre y bendigo a Nuestro Señor, que te hizo grande en la tierra y en el cielo.

    Amén.

RESPONSORIO

    Si buscas milagros mira muerte y error desterrados, miseria y demonio huidos, leprosos y enfermos sanos. El mar sosiega su ira redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. El peligro se retira los pobres van remediados Cuéntenlo los socorridos díganlo los paduanos. El mar sosiega su ira... Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. El mar sosiega su ira... Ruega a Cristo por nosotros Antonio divino y santo; Para que dignos así de sus promesas seamos.

    Amén.
ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
    Alegre, Señor, a vuestra Iglesia la devota y humilde oración del glorioso San Antonio, vuestro siervo, para que seamos siempre socorridos en esta vida con los auxilios de la gracia y merezcamos conseguir después los gozos eternos de la gloria. Por Jesucristo Nuestro Señor.

    Amén.

DÍA SEXTO. Reflexión: Humildad de San Antonio

    También en este Santo y de manera singular y maravillosa, se cumplió el dicho de Jesucristo: "El que se humilla será ensalzado". Ocultóse como una violeta; buscó el retiro, el silencio y, dotado de altísima sabiduría, túvola oculta, y sólo la obediencia pudo abrir con su llave de oro aquellos raudales portentosos que hicieron de San Antonio el gran Predicador de las gentes, el "Arca del Testamento". De cuántos bienes te priva la soberbia. Sé humilde como San Antonio.
EJEMPLO: En el Capítulo General de la Porziúncula nadie se acordó de San Antonio. Quedó solo y abandonado. El mismo tuvo que pasar por la humillación de pedirle al P. Provincial de Bolonia que le admitiera en su Provincia. El P. Provincial le aceptó como súbdito suyo y le destinó a un convento perdido en los bosques en la vertiente del Apenino. Y allí se dedicó a los menesteres más humildes del convento; barrer, quitar los polvos, cortar leña para la cocina, fregar los platos y pucheros...

   El gran predicador, el insigne teólogo, el taumaturgo que arrastrará a las masas... cumpliendo los oficios del último fraile del convento.
  Breve Meditación...

jueves, 8 de junio de 2017

Novena de San Antonio de Padua. Día quinto

San Antonio de Padua de una Iglesia en Roma (Italia). Gracias a Teresa Mozo por la fotografía.

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

   ¡Amadísimo Protector mío, San Antonio!  Heme aquí a tus pies, plenamente confiado en tu poderosa intercesión.  Mírame con aquel espíritu de dulce y tierna compasión con que mirabas a los pobres. ¡Pobre soy yo, Santo mío!  Véome lleno de miserias.

    La vida para mí es continua lucha. Pan de felicidad, de alegría, de salud, de paz, de virtud... ¡cuánto me hace falta y cuánto espero de tu amorosa protección!  Otórgamela, te lo pido humildemente, para que tu nombre de Taumaturgo sea nuevamente glorificado. Creo en tu poder, espero en tu bondad, amo tu corazón de Padre y bendigo a Nuestro Señor, que te hizo grande en la tierra y en el cielo.

    Amén.

RESPONSORIO

    Si buscas milagros mira muerte y error desterrados, miseria y demonio huidos, leprosos y enfermos sanos. El mar sosiega su ira redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. El peligro se retira los pobres van remediados Cuéntenlo los socorridos díganlo los paduanos. El mar sosiega su ira... Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. El mar sosiega su ira... Ruega a Cristo por nosotros Antonio divino y santo; Para que dignos así de sus promesas seamos.

    Amén.
ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
    Alegre, Señor, a vuestra Iglesia la devota y humilde oración del glorioso San Antonio, vuestro siervo, para que seamos siempre socorridos en esta vida con los auxilios de la gracia y merezcamos conseguir después los gozos eternos de la gloria. Por Jesucristo Nuestro Señor.

    Amén.

DÍA QUINTO. Reflexión: Devoción de San Antonio a la Virgen María

  Los biógrafos del Santo proclaman unánimemente la tierna devoción que San Antonio de Padua profesaba a María Santísima. Desde niño y para siempre encontró en el culto y la devoción a la Virgen el faro luminoso que dirigió el rumbo de toda su existencia. En su predicación no se cansaba en publicar las grandezas de María, cantar sus glorias, defender sus privilegios e inflamar en su amor el corazón de sus oyentes.

EJEMPLO: Hallándose ya el Santo en los últimos momentos de su vida, gozó de consuelos inefables con la aparición de la Virgen María, a quien amaba como a su Madre del alma. Próximo ya a dar el postrer aliento, quiso que sus últimas palabras fuesen para ella; y así rezó devotamente aquel su himno favorito que repetía con frecuencia:

   ¡Oh la más gloriosa de las Vírgenes! encumbrada sobre las estrellas. Abres las puertas del cielo, para que los que lloran entren en él.
 Breve Meditación...

miércoles, 7 de junio de 2017

Logros deportivos de los castrilleros: Joel Núñez Pol

Pichichi de su equipo y de todos los nueve equipos de alevin de su club, el Júpiter, con 56 goles durante la temporada.

Os animaríais a cantar la canción de "San Antonio y los pajaritos" el 13 de junio en misa?

Tenemos toda la semana para ensayar. ¿Qué os parece?
De momento os dejo la letra (entre paréntesis y en cursiva tenéis una versión alternativa).
 
Os dejo unos vídeos con la canción para que vayáis practicando. 
El primero, con José Antonio: http://es.youtube.com/watch?v=nPHCOS3PPVk
Esta versión la grabé en el Barrio de San Antonio en Palencia: https://youtu.be/pvod4bE-ncc

Novena de San Antonio de Padua. Día cuarto

 
Fotografía de la procesión de San Antonio de Padua en Soto de Cerrato (Palencia). 13 de junio de 2016.

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

   ¡Amadísimo Protector mío, San Antonio!  Heme aquí a tus pies, plenamente confiado en tu poderosa intercesión.  Mírame con aquel espíritu de dulce y tierna compasión con que mirabas a los pobres. ¡Pobre soy yo, Santo mío!  Véome lleno de miserias.

    La vida para mí es continua lucha. Pan de felicidad, de alegría, de salud, de paz, de virtud... ¡cuánto me hace falta y cuánto espero de tu amorosa protección!  Otórgamela, te lo pido humildemente, para que tu nombre de Taumaturgo sea nuevamente glorificado. Creo en tu poder, espero en tu bondad, amo tu corazón de Padre y bendigo a Nuestro Señor, que te hizo grande en la tierra y en el cielo.

    Amén.

RESPONSORIO

    Si buscas milagros mira muerte y error desterrados, miseria y demonio huidos, leprosos y enfermos sanos. El mar sosiega su ira redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. El peligro se retira los pobres van remediados Cuéntenlo los socorridos díganlo los paduanos. El mar sosiega su ira... Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. El mar sosiega su ira... Ruega a Cristo por nosotros Antonio divino y santo; Para que dignos así de sus promesas seamos.

    Amén.
ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
    Alegre, Señor, a vuestra Iglesia la devota y humilde oración del glorioso San Antonio, vuestro siervo, para que seamos siempre socorridos en esta vida con los auxilios de la gracia y merezcamos conseguir después los gozos eternos de la gloria. Por Jesucristo Nuestro Señor.

    Amén.

DÍA CUARTO. Reflexión: Caridad fraternal de San Antonio

  He aquí un Santo cuya vida fue un holocausto de entrañable amor a los hombres. Puede decirse que toda ella no fue sino una caricia a los pobres pecadores, a los tristes, a los enfermos, a los atormentados por las negruras de la miseria...

  Y tanto placer debió encontrar el Santo en este amor fraterno a sus semejantes, que ni la muerte lo interrumpió. Hoy desde el cielo, como en vida, sigue prodigándonos las mismas caricias de amor, de ayuda y de compasión.

EJEMPLO: San Antonio de Padua, cuando todavía era estudiante, pidió licencia para cuidar enfermos.  Quiere dedicarse a servir a los más desamparados. Se levantaba una hora antes para recorrer las habitaciones de los más imposibilitados. Les lavaba, arreglaba sus lechos, fregaba la vajilla, preparaba la comida, las medicinas y los brebajes.

   Terminadas las clases bajaba presuroso al hospital y allí permanecía hasta últimas horas de la tarde. De noche, velaba hasta altas horas y, con frecuencia, en vísperas de vacación, pasaba toda la noche en vigilia velando el sueño y presto a llevar su auxilio y consuelo al que lo necesitara.

Breve Meditación.

martes, 6 de junio de 2017

Novena de San Antonio de Padua. Día tercero

Imagen de San Antonio de la iglesia de Saint Patrick (San Patricio), en Nueva York (Estados Unidos). Fotografía tomada por Elisabeth Mielke. Gracias a Cristina Martínez-Benito

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

   ¡Amadísimo Protector mío, San Antonio!  Heme aquí a tus pies, plenamente confiado en tu poderosa intercesión.  Mírame con aquel espíritu de dulce y tierna compasión con que mirabas a los pobres. ¡Pobre soy yo, Santo mío!  Véome lleno de miserias.

    La vida para mí es continua lucha. Pan de felicidad, de alegría, de salud, de paz, de virtud... ¡cuánto me hace falta y cuánto espero de tu amorosa protección!  Otórgamela, te lo pido humildemente, para que tu nombre de Taumaturgo sea nuevamente glorificado. Creo en tu poder, espero en tu bondad, amo tu corazón de Padre y bendigo a Nuestro Señor, que te hizo grande en la tierra y en el cielo.

    Amén.

RESPONSORIO

    Si buscas milagros mira muerte y error desterrados, miseria y demonio huidos, leprosos y enfermos sanos. El mar sosiega su ira redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. El peligro se retira los pobres van remediados Cuéntenlo los socorridos díganlo los paduanos. El mar sosiega su ira... Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. El mar sosiega su ira... Ruega a Cristo por nosotros Antonio divino y santo; Para que dignos así de sus promesas seamos.

    Amén.
ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
    Alegre, Señor, a vuestra Iglesia la devota y humilde oración del glorioso San Antonio, vuestro siervo, para que seamos siempre socorridos en esta vida con los auxilios de la gracia y merezcamos conseguir después los gozos eternos de la gloria. Por Jesucristo Nuestro Señor.

    Amén.

DÍA TERCERO. Reflexión: Caridad divina de San Antonio

   Elevó el Señor a San Antonio al más alto grado de perfección y consumó sus virtudes heroicas con un ardentísimo amor de caridad. Sus biógrafos le comparan con los serafines. ¿Quién podrá adivinar la ternura de su amor a Jesús?

   Aquella escena en que el Niño Dios se recrea en los brazos del Santo puede servir para hacernos adivinar sus éxtasis, sus deliquios, sus ternuras seráficas...

   ¡Qué ejemplo para mí, frío, miserable, pobre pecador!...

EJEMPLO: Toda la vida del Santo fue un himno de amor al Señor. Todas sus caminatas, toda su predicación, todos sus trabajos... todo lo hizo por amor a Jesús. Y Jesús se lo recompensó aún en vida con bellísimas apariciones

   Cuentan los biógrafos que el Conde Tisso le invitó a descansar unos días en su castillo. La preparó una habitación muy apartada para que el Santo pudiera dedicarse con más a sus devociones.

   Por casualidad pasó el Conde por allí y vio un gran resplandor debajo de la puerta. Observó curioso por la cerradura y ¡oh maravilla!, contempla cómo el Niño Jesús, rodeado de luz celestial, acaricia y abraza a San Antonio.

   Desvanecida la visión, obligó el Santo al Conde Tisso a que no revelara tal gracia hasta después de su muerte. Así lo cumplió el Conde.

Breve Meditación...

lunes, 5 de junio de 2017

Novena de San Antonio de Padua. Día segundo

ORACIÓN

   ¡Amadísimo Protector mío, San Antonio!  Heme aquí a tus pies, plenamente confiado en tu poderosa intercesión.  Mírame con aquel espíritu de dulce y tierna compasión con que mirabas a los pobres. ¡Pobre soy yo, Santo mío!  Véome lleno de miserias.

    La vida para mí es continua lucha. Pan de felicidad, de alegría, de salud, de paz, de virtud... ¡cuánto me hace falta y cuánto espero de tu amorosa protección!  Otórgamela, te lo pido humildemente, para que tu nombre de Taumaturgo sea nuevamente glorificado. Creo en tu poder, espero en tu bondad, amo tu corazón de Padre y bendigo a Nuestro Señor, que te hizo grande en la tierra y en el cielo.

   Amén.

Reflexión: Esperanza de San Antonio.

   Amó vivamente el Santo esta virtud.

   Una vida de sacrificio, en lucha constante contra el infierno, el mundo y las pasiones sería imposible sin una gran esperanza, hija de una gran confianza en la bondad divina, en la paternal Providencia de Dios y en la ayuda constante de su gracia. Por eso, San Antonio jamás desmayó en su vida de incesante y penoso esfuerzo. ¡Contaba con Dios!

   Humillémonos y contemos, no con nuestras propias fuerzas, sino con las divinas, esperando siempre en Dios.

EJEMPLO: Nunca Perdió San Antonio de Padua su esperanza y su confianza en Dios. Ni aún en aquellos trances extremos de su vida en los que parecía que todo estaba perdido y que no existía ningún remedio humano. Cuando impulsado por su ideal misionero pisó las playas africanas, Dios le envió la prueba de unas fuertes calenturas y dolores que le hicieron guardar cama durante todo un invierno. Reducido a la impotencia, San Antonio se abandonó confiado en las manos de Dios.

  Cuando más tarde, obedeciendo a sus Superiores, regresaba a Portugal, una terrible tempestad arrojó su navío a las costas de Sicilia. En tierra extranjera, lejos de su patria... ni aún entonces perdió su esperanza y una vez más se arrojó confiado en los abrazos de Dios.
Breve Meditación...

RESPONSORIO
    Si buscas milagros mira muerte y error desterrados, miseria y demonio huidos, leprosos y enfermos sanos. El mar sosiega su ira redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. El peligro se retira los pobres van remediados Cuéntenlo los socorridos díganlo los paduanos. El mar sosiega su ira... Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. El mar sosiega su ira... Ruega a Cristo por nosotros Antonio divino y santo; Para que dignos así de sus promesas seamos.

ORACIÓN FINAL
    Alegre, Señor, a vuestra Iglesia la devota y humilde oración del glorioso San Antonio, vuestro siervo, para que seamos siempre socorridos en esta vida con los auxilios de la gracia y merezcamos conseguir después los gozos eternos de la gloria. Por Jesucristo Nuestro Señor.

    Amén.

domingo, 4 de junio de 2017

Novena de San Antonio de Padua. Día primero

Reflexión: Admirable fe de San Antonio
    La vida de San Antonio es un continuo pregón de la fe cristiana. Por ella, muy joven, ansía derramar su sangre. Por ella, se entrega enteramente a Dios en vida santa y perfectísima, que fue pasmo del mundo, rica en portentos y maravillas. Por ella recorrió pueblos y ciudades predicando incansable la Palabra divina. Por ella sufrió humillaciones, sufrimientos y penalidades.
    Compara tu vida de fe y la vida de fe de San Antonio.

EJEMPLO: Corría el año 1219. Cinco misioneros franciscanos pasan por Coimbra camino de Marruecos. Nuestro Santo tuvo ocasión de conversar con ellos y se encendió en su corazón el ideal de predicar la Fe en tierras de infieles.

    Aquellos misioneros franciscanos llegaron a Marruecos y sellaron su predicación misionera derramando su sangre por Jesús.

    Cuando sus cuerpos destrozados llegaron a Coimbra, San Antonio recibió el impulso definitivo para abrazar la vida franciscana y marchar luego a predicar la Fe de Jesucristo. En efecto, tomó el hábito franciscano y después de la Profesión se despidió de su patria y se embarcó para Marruecos con el fin de proclamar su Fe y derramar su sangre por Jesucristo

RESPONSORIO
    Si buscas milagros mira muerte y error desterrados, miseria y demonio huidos, leprosos y enfermos sanos. El mar sosiega su ira redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. El peligro se retira los pobres van remediados Cuéntenlo los socorridos díganlo los paduanos. El mar sosiega su ira... Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. El mar sosiega su ira... Ruega a Cristo por nosotros Antonio divino y santo; Para que dignos así de sus promesas seamos.

ORACIÓN FINAL
    Alegre, Señor, a vuestra Iglesia la devota y humilde oración del glorioso San Antonio, vuestro siervo, para que seamos siempre socorridos en esta vida con los auxilios de la gracia y merezcamos conseguir después los gozos eternos de la gloria. Por Jesucristo Nuestro Señor.

    Amén.

jueves, 1 de junio de 2017

Entrada destacada

Anuario de Castrillo de Don Juan (actualizado el 20/03/2016)

Visita el anuario actualizado en la sección de nuestra web: http://www.castrillodedonjuan.netai.net/anuario/anuario.htm   ...

Vídeos de Castrillo de Don Juan

Loading...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Contacto: fisicas@yahoo.es